Tuvidasindolor
El tratamiento del dolor explicado a pacientes y profesionales de la salud

El papel del psicólogo en las enfermedades reumatológicas y musculoesqueléticas 4.92/5 (36)

“Yo he sido cocinero antes que fraile”

En mi casa tiran de refranero para todo, y a mí me viene a la cabeza este refrán siempre que me preguntan cómo acabé trabajando con este tipo de enfermedades.

Mi vida profesional ha ido pasando de la práctica clínica a la investigación y de la investigación a la práctica clínica sucesivamente a lo largo de los años. En ambos sitios he sido feliz. Y he aplicado lo que sabía de uno de estos mundos para enriquecer el otro y viceversa.

Lo mismo me ha ocurrido con la reumatología y la psicología, mis dos actuales pasiones.

¿Quieres seguir leyendo?

Dolor crónico infantil, una realidad no demasiado conocida para muchos 4.85/5 (34)

Tanto para la población general como para los propios profesionales de la salud, el dolor infanto-juvenil físico y/o psicológico es el gran desconocido a pesar de los avances e investigaciones que en este campo que se han llevado a cabo en los últimos años. 

Tal como se afirma desde la Fundación Grünenthal, según los últimos estudios, el dolor crónico afecta a entre el 20 y el 30% de la población infantil y juvenil, de los que el 5% sufre graves problemas de discapacidad asociados al dolor. 

¿Quieres seguir leyendo?

Cuando acudir a un psicólogo 4.5/5 (12)

Todo el mundo tiene alguna vez en su vida una situación muy difícil de superar, que no sabemos por dónde empezar a resolverla y a raíz de eso nuestras emociones empiezan a caer en picado. Es entonces cuando la gente de nuestro alrededor nos recomienda acudir a un psicólogo, aunque no todo el mundo acepta de buena gana ese consejo

¿Por qué? Mucha gente cree que si vamos a este centro especializado se nos tachará de locos, y eso no es así.

Una de las acciones más complicadas es saber dar el primer paso y acudir a la consulta de un psicólogo, no únicamente por el pensamiento anteriormente descrito, sino que también sentiremos vergüenza o miedo a lo que pueda pasar, o si consideran que nuestro caso es muy grave.

¿Quieres seguir leyendo?