Press "Enter" to skip to content

Tal y como te comentamos en el post general sobre los medicamentos antiinflamatorios, los AINES o antiinflamatorios no esteroideos son, junto a los esteroides (corticoides) una de las dos grandes familias con las que clasificamos estos fármacos.

Los AINES son los medicamentos antiinflamatorios más conocidos y usados: la aspirina, el voltaren, el ibuprofeno, el Dexketoprofeno (enantyum), Naproxeno, Celecoxib (Celebrex) o el Diclofenaco forman parte de este grupo. Seguro que los has tomado alguna vez. En las farmacias puedes encontrar los AINES genéricos o con “marca” como el Espidifen o el Dalsy para los niños…

Y como os decimos siempre… que sean populares, baratos o los puedas conseguir sin receta no significa que no estén libres de riesgos… Algunos graves.

¿Qué son los AINES?

ibuprofeno paracetamolLos AINES son mucho más que medicamentos “3 por 1”: actúan contra la inflamación, el dolor y además bajan la fiebre: son antiinflamatorios, analgésicos y antipiréticos.

Y también tienen otros efectos que pueden ser beneficiosos: son antiagregantes plaquetarios y antitrombóticos por lo que también se indican para la prevención del infarto de miocardio y de los ictus. Seguro que vuestros padres o abuelos estarán tomando ADIRO 100 o aspirina para la prevención de trombos.

¿Cómo actúan los AINES?

Los AINEs actúan bloqueando la actividad de las sustancias químicas del cuerpo encargadas de generar prostaglandinas y tromboxanos, que son las ultimas responsables de que se produzca calor, enrojecimiento e hinchazón.

Entenderás mejor el proceso viendo este vídeo

 

No todos los AINES son iguales…

Los AINES “clásicos” o “no selectivos” como el ibuprofeno, el diclofenaco o el naproxeno bloquean la acción de las enzimas ciclooxigenasas. Y los llamados COX2 como el Celecoxib (Celebrex, Meticel…) o el Etoricoxib se ocupan de inhibir específicamente la enzima ciclooxigenasa-2.

Los AINES se pueden tomar (y funcionan mejor) combinados con otros medicamentos distintos como el paracetamol, el metamizol (Nolotil) o el tramadol
Deja pasar una o dos horas entre fármacos para notar el efecto. Quizá no sea necesario tomar el segundo…
¡Ten paciencia!

A veces en consulta nos comentáis que habéis llegado a tomar un Ibuprofeno y a la hora, un Enantyum. O Ibuprofeno cada 2 horas… hasta superar la dosis máxima diaria de este medicamento (2,4 gramos).

Tomándolos MAL no conseguirás que te hagan más efecto y aumentarás innecesariamente el riesgo de sufrir efectos secundarios
Recuerda que, para un dolor leve, la eficacia del ibuprofeno 400 es la misma que la del ibuprofeno 600 pero el de 400 tiene muchos menos riesgos.

¿Cuándo tomar AINES?

Como te he comentado, con estos medicamentos podemos tratar el dolor, la inflamación y la fiebre… Y habitualmente los recomendamos a los pacientes con artritis. También se utilizan para reducir el dolor agudo que sigue a una lesión deportiva o traumatismo y en momentos de aumento de dolor o crisis de lumbago, dolor cervical o dorsal.

Aunque son fármacos muy populares, son baratos y muchos se pueden adquirir sin receta… pueden tener efectos secundarios.

NO LOS TOMES POR TU CUENTA SIN INDICACIÓN MEDICA

Tus médicos te indicarán como debes tomarlos, la dosis más apropiada y la duración del tratamiento.

¿Cuáles son sus efectos adversos? ¿Qué riesgos tienen los AINES?

Como hemos contado antes, los AINEs interfieren con las prostaglandinas que, además de ocuparse de la inflamación, intervienen en la protección gástrica, la agregación plaquetaria, la autorregulación vascular renal y el mecanismo del parto. Así que al tomar AINES estarán afectando también estas funciones de tu cuerpo.

Así que si tomas AINES puedes esperar que en mayor o menor medida estos fármacos te produzcan irritación de la mucosa gástrica (el efecto adverso más común) por lo que podrías llegar a tener dolor en la boca del estómago y acidez. No es ninguna broma: los AINES pueden producir úlceras gastroduodenales.

Otros efectos adversos que pueden aparecer al tomar antiinflamatorios no esteroideos son la aparición de dolor de cabeza, vértigo, hemorragias , fatiga… y veces pueden producir reacciones alérgicas.  Muy rara vez producen alteración de las células sanguíneas, problemas renales o hepáticos.

Los AINES inhibidores de la COX-2 –Celecoxib (Celebrex, Meticel…) o el Etoricoxib- tienen menos riesgos de causar úlceras o hemorragias pero pueden tener efectos cardiovasculares adversos graves -incluso fatales- en pacientes susceptibles.

MUY IMPORTANTE
Tienes que CONSULTAR SIEMPRE A TU MÉDICO ANTES DE TOMAR AINES si…

Estás embarazada…

Si sufres dolor en la boca del estomago, acidez frecuente, haces malas digestiones… o si ya estás diagnosticado y tienes gastritis crónica, una ulcera gástrica o duodenal.

Si padeces hipertension arterial, diabetes o dislipemia (Colesterol elevado en sangre)

Y NO DEBES TOMAR AINES PORQUE ESTÁN ABSOLUTAMENTE CONTRAINDICADOS si has sufrido un infarto de miocardio o una angina de pecho o un ictus (trombo o derrame cerebral) reciente o pasado o si sufres insuficiencia renal crónica.

Gracias por ayudarnos a difundir ¿Compartes?
The following two tabs change content below.
Médico especialista responsable de la Unidad de dolor del Hospital Universitario Infanta Sofía (Madrid). Ejerce su actividad privada en la consulta de dolor del hospital Universitario HM Torrelodones (Madrid)

Comments are closed.