Hacia un “hospital sin dolor” 5/5 (5)

¿Te ha gustado? ¿Compartes? Gracias por ayudarnos a difundir

Hace algo más de 20 años se empezaron a dar los primeros pasos hacia los “hospitales sin dolor” con la puesta en marcha de distintos proyectos dirigidos a aliviar el dolor agudo y postoperatorio de los pacientes ingresados. Los profesionales de la salud cada vez somos más conscientes de que el dolor no debe asumirse como una consecuencia inevitable de la enfermedad.

Hospital sin dolorCon el paso de los años estas iniciativas se han ido materializando en las Comisiones de dolor que trabajan en la mayoría de los hospitales españoles. Estas comisiones suelen estar formadas por profesionales sanitarios -sobre todo médicos y personal de enfermería- muy sensibilizados con el alivio del dolor y del sufrimiento de los pacientes.

El trabajo de las Comisiones de dolor está encaminado a la formación y la concienciación tanto de pacientes como de los profesionales sanitarios que trabajan en los hospitales: el dolor es un síntoma negativo que limita la vida, cambia el carácter y la relación con los demás. Hay que intentar disminuirlo todo lo que sea posible.

Desgraciadamente con demasiada frecuencia los pacientes tienen la sensación de que a su médico no le importa su dolor. Parece estar más interesado en conocer la causa del padecimiento que en su alivio.

Algunos médicos -llevados por las prisas, la falta de formación o concienciación acerca de las repercusiones del dolor en la vida y la saludo de sus pacientes- en ocasiones hacen recomendaciones parciales y poco precisas que pueden desembocar en el abandono del tratamiento por falta de mejoría o la aparición de efectos secundarios sin haber intentado otras opciones…

Hay que reconocer que nos queda mucho por hacer y mejorar en este sentido.

El dolor además tiende a estar infravalorado incluso por parte de quienes lo soportan a diario; muchos pacientes consideran normal su presencia. En las consultas médicas es relativamente frecuente oír expresiones como “yo aguanto bien el dolor” o “ya tomo muchas pastillas y esto puedo soportarlo” y prefieren no tomar nada salvo que el dolor sea difícil de soportar.

Uno de los hitos más importantes para conseguir un “hospital sin dolor” es medirlo: que su registro sea una de las constantes a recoger diariamente en los pacientes ingresados como ya se hace con la temperatura o la tensión. Por eso no te extrañes si cuando acudes a tu hospital o a la consulta de tu médico de familia te piden que numeres de cero a diez cuanto te duele. Esta manera de medir tu dolor nos aporta mucha información y nos ayuda a poder tratarte de una forma adecuada.

Con la colaboración de sanitarios y pacientes nos acercamos al objetivo de tener auténticos “hospitales sin dolor”

¿Te ha gustado? ¿Compartes? Gracias por ayudarnos a difundir

The following two tabs change content below.

Dra Nuria Gonzalo

La Dra Gonzalo es médico especialista en Rehabilitación, Medicina Física y en Hidrología Médica. Trabaja actualmente en el Hospital Universitario Infanta Sofía (San Sebastián de los Reyes) en el área de la rehabilitación osteomuscular y la neurorehabilitación con dedicación especial en el tratamiento del dolor del paciente discapacitado.