Press "Enter" to skip to content

encuesta tuvidasindolor¿Nos ayudas? Estamos realizando una encuesta a pacientes y familiares sobre la atención en las Unidades del dolor en España. No tardarás ni 5 minutos en contestarla.

Si te están tratando en alguna Unidad o Clínica del dolor, por favor acércate a completar nuestro estudio SIGUIENDO ESTE ENLACE. Gracias!
Gracias por ayudarnos a difundir ¿Compartes?

Las mujeres que sufren dolor pélvico lo saben bien: es difícil de controlar y llega a condicionar todo nuestro día a día, alterando  la actividad laboral, las relaciones familiares y de amistad y por supuesto las relaciones sexuales…

Se trata de un dolor visceral profundo; sus síntomas, intensidad y localización varían casi de mujer a mujer: puede ser un continuo o intermitente con brotes de dolor agudo intenso y de corta duración.

El dolor intenso relacionado con la menstruación NO es normal. Debe ser estudiado para buscar sus causas y debe ser tratado lo antes posible

El dolor puede ser muy localizado pero suele generalizarse afectando a cualquier zona de la región pélvica – abdomen inferior , desde región umbilical ” hacia abajo” hasta el periné, con dolor en pared abdominal anterior, región lumbar y/ o glútea, muslos hasta las rodillas.. (1)

Y es mucho más común de lo que podría pensarse: se estima que al menos un 14% de las mujeres han sufrido episodios de dolor pélvico a lo largo de su vida (3,4) y hasta una de cada cuatro mujeres en edad fértil lo sufren de manera continua durante más de 6 meses: en estos casos hablamos de dolor pélvico crónico.

Una vez “cronificado” su control es aún más complejo…

Su origen no siempre puede asociarse a causas hormonales (la regla) o las relaciones sexuales. Ni siquiera con la endometriosis

Si quieres conocer más sobre ella te recomendamos que te acerques a leer el artículo publicado por Irene Aterido De paciente a paciente: ¿qué es la endometriosis?

¿Duele realmente la endometriosis? Si… pero no siempre…

En casi un 30% de las mujeres con dolor pélvico intervenidas por los ginécologos aparecen implantes de endometriosis (5,6,7). Pero también se encuentran adherencias en otras mujeres que no tienen dolor: en ellas la endometriosis parece no molestar…

Y también ocurre que el dolor pélvico se mantiene en mujeres correcta y exhaustivamente tratadas contra la endometriosis…

Descartada la causa hormonal y eliminados con cirugía los implantes… el dolor persiste.

¿Qué está pasando…?

Recientemente se han publicado algunos trabajos de investigación en los que parece que el dolor pélvico se puede cronificar (8) y la evolución del dolor llega a ser independiente de los implantes de la endometriosis.

Las causas de la “cronificación del dolor” pueden ser distintas: es posible que con el tiempo se haya producido una sensibilización neuronal secundaria a la inflamación repetitiva que generan los implantes en el peritoneo ( la membrana que recubre los órganos abdominales y pélvicos) y que ese mecanismo active las neuronas de la médula espinal al inicio y cerebro después, y así el dolor se mantiene en el tiempo y llega a hacerse independiente de la evolución de la lesión de endonetriosis que inició todo…

También existen otros trabajos (9) que muestran cambios cerebrales con aumento de los neurotransmisores ( mensajeros que activan las neuronas entre sí) y también un incremento de las conexiones neuronales en las vías del dolor que parecen estar aumentados en pacientes con endometriosis y dolor pélvico crónico frente a pacientes sin dolor pélvico con endometriosis.

¿Entonces no voy a mejorar si mi ginecólog@ me indica tratamiento hormonal o intervenirme mediante cirugía laparoscópica?

Claro que puedes mejorar. Debes hacerlo si tu ginecólog@ lo valora así .

Con independencia de los tratamientos para la endometriosis que pueden proponerte tus ginecólogos, en las unidades del dolor contamos con otras opciones para tratar el dolor y su posible cronificación: además del tratamiento farmacológico más avanzado contra el dolor, tus médicos podrán proponerte la realización de un bloqueo epidural caudal, de raíces sacras, del plexo hipogástrico, del ganglio impar o los nervios pudendos.

Incluso en algunos casos más difíciles de tratar podrían proponerte la neuroestimulación.


  1. Andrews J, Yunker A, Reynolds WS, Likis FE, Sathe NA, Jerome RN. Noncyclic Chronic Pelvic Pain Therapies for Women: Comparative Effectiveness. AHRQ Comparative Effectiveness Reviews, Rockville (MD), 2012.
  2. Vincent K. Chronic pelvic pain in women. Postgraduate Medical Journal 2009; 85:24-29.
  3. Romao AP, Gorayeb R, Romao GS, Poli-Neto OB, dos Reis FJ, Rosa-e-Silva JC, Nogueira AA. High levels of anxiety and depression have a negative effect on quality of life of women with chronic pelvic pain. International Journal of ClinicalPractice 2009; 63:707-711.
  4. Banerjee S, Farrell RJ, Lembo T. Gastroenterological causes of pelvic pain. World Journal of Urology 2001; 19:166-172 .
  5. Howard FM. The role of laparoscopy in chronic pelvic pain: promise and pitfalls. Obstet Gynecol Surv 1993;48:357–387.
  6. Howard FM. The role of laparoscopy in the chronic pelvic pain patient. Clin Obstet Gynecol 2003;46:749–766.
  7. Howard FM. Endometriosis and mechanisms of pelvic pain. J Minim Invasive Gynecol 2009;16:540–550.
  8. P Stratton , Chronic pelvic pain and endometriosis: translational evidence of the relationship and implications. Human Reproduction Update, Vol.17, No.3 pp. 327–346, 2011.
  9. Alban Y. Neziri, MD, Nick A. Bersinger, MD. Correlation Between Altered Central Pain Processing and Concentration of Peritoneal Fluid Inflammatory Cytokines in Endometriosis Patients With Chronic Pelvic Pain. Reg Anesth Pain Med 2014;39: 181–184

Gracias por ayudarnos a difundir ¿Compartes?
The following two tabs change content below.
Médico especialista responsable de la Unidad de dolor del Hospital Universitario Infanta Sofía (Madrid). Hasta abril 2017 formó parte de la unidad del dolor dirigida por el Dr. David Abejón (Grupo Quiron). Previamente fue responsable del tratamiento del dolor en el Hospital Oncológico Madrid Norte Sanchinarro.

Comments are closed.